22 ago. 2010

Arruillo´s tea time



Arruillo se quedó suspendido en medio de una verde estampa bucólica, campestre y pastoril de montaña de alto standing. Miraba pensativo su taza de té, que no era de hornimans ni de carrefour, todos conocían su aficción al té de Valdepeñas con un toque de bayas de goji y un leve aroma de rooibos. Bueno, antes era más de castizos carajillos, pero eso es otra historia.
Pues como decía al principio, que es que me pierdo en detalles tontos, Arruillo reflexionaba, o al menos eso parecía, escondido detrás de sus gafas y la perfección de su barba y el pelo de patriarca de humanidades, y reflexionaba sobre la inmensa dificultad de encontrar su bienestar en medio de tan tremenda explosión de paz teniendo al alcance de sus narices el aroma de zapatilla de montaña también de alto standing.
El mirlo y el autillo se disputaron el protagonismo con sus trinos en un vano intento de despertarle y distraerle de tan profundas reflexiones. Pero tuvo más poder el color verde, que le dejó hipnotizado en un tea time permanente.


(Como no le he pedido permiso para robarle la foto sin su permiso, pongo otra, pero el enlace a la foto protgonista es: http://arruillo.blogspot.com/ )

9 ago. 2010

doslenguas

Verde. Te miro.
Amarillo. Te peino las canas.
Rojo. Me río en tu nariz.
Gris. Te hago una ola de besos.
Naranja. Me como tus macarrones.
Violeta. Te robo palabras y te encierro en ellas.
Oro. Me pestañeas.
Plata. Te río por las comisuras.
Azul. Me haces el calamar.
Negro. Te desfleco el alma.